Enlaces Dofollow y Nofollow, ¿cómo afectan al posicionamiento web?

Enlaces nofollow - SEO

Toda persona que se inicia en el mundo del SEO y posicionamiento en buscadores aprende rápido que uno de los factores que más influyen en el ranking de una web en los resultados de Google (por ser el buscador de referencia) es el número y calidad de los enlaces entrantes, es decir, de los vínculos que apuntan hacia nuestra web.

De hecho, el 40% del ranking está marcado por este factor, de ahí la importancia de realizar una buena política de link building para acelerar el proceso de mejora de la posición de la web en los resultados de búsqueda.

Además, recuerda que en la era post- pingüino ya no tiene relevancia la cantidad de vínculos, sino la calidad de los mismos, es decir, que traspasa más autoridad (linkjuice) un vínculo desde una organización gubernamental o una universidad (esto es un pelotazo si lo consigues) que cientos de vínculos de baja calidad procedentes de páginas de spam, web penalizadas, granjas de enlaces, etc.

Una consecuencia de este cambio de criterios del algoritmo de Google es que la anterior estrategia de dar de alta una web en todos los directorios de enlaces ya no es recomendable, y no solo porque no beneficie a la web en términos de posicionamiento, sino que puede conllevar una penalización por enlaces no naturales y relegar a nuestra página a las últimas posiciones de los resultados de búsqueda.

¿Qué son los enlaces Dofollow y Nofollow?

Bien, partimos de la base de que para reforzar la posición de nuestra páginas necesitamos enlaces entrantes de calidad, procedentes de sitios de prestigio y autoridad. Pero ¿todos los enlaces son igualmente válidos? Pues sí y no.

Por un lado, todo enlace, si es de calidad, de acuerdo con lo expuesto anteriormente, ayudará a dotar de más reputación o autoridad a nuestra página, pero existen dos tipos básicos de enlaces, Dofollow y Nofollow

Dofollow: aquellos enlaces que están configurados para que, cuando la spider de google pase por la web, los siga hasta su destino, con lo cual la web de origen traspasa parte de su autoridad a la página a la que se dirige el vínculo (linkjuice).

Nofollow: enlaces configurados con el parámetro rel=”nofollow”, que indican a Google expresamente que no siga ese vínculo, lo que supone la declaración explícita de que no se desea trasvasar linkjuice a la web de destino.

¿Cómo saber si un enlace es Dofollow o Nofollow?

En principio, debes saber que muchas páginas web, como foros, blogs, comunidades, etc., tienen, por defecto, configurados los vínculos como nofollow, para evitar que la web sea usada por los interesados para hacer spam. Es el caso de los comentarios en blogs de autoridad o páginas de universidades, en los cuales podemos dejar un vínculo hacia nuestra web, pero éste será nofollow.

Una primera forma de saber qué tipo de vínculo apunta a nuestra web es editar el código fuente de la página en la que hemos colocado el enlace y ver el atributo “rel” del mismo. El siguiente código corresponde a un enlace dejado en los comentarios de un blog. Como puedes observar, tiene el parámetro rel=’external nofollow’

<a href=”http://www.posicionamientowebyseo.org” onclick=”javascript:_gaq.push([‘_trackEvent’,’outbound-commentauthor’,’http://www.posicionamientowebyseo.org’]);” rel=’external nofollow’ class=’url’>David Vázquez</a></cite> </div><!– .comment-author .vcard –>

Este sistema es un poco enrevesado, así que resulta más fácil y rápido contar con alguna herramienta que nos permita identificar rápidamente el tipo de enlace. Existen varias utilidades gratuitas, en forma de complementos para navegadores. Es el caso del plugin SEO for Chrome que instala una aplicación en el navegador Chrome que facilita información sobre parámetros de SEO y, concretamente, permite resaltar los enlaces nofollow, enmarcándolos en un rectángulo de color rojo. Si tenemos activado el plugin nos marcará los nofollow de las páginas que visitemos. Aquí tenéis el ejemplo anterior de comentario en un blog, al que SEO for Chrome identifica como nofollow.

¿Todos mis enlaces entrantes deberían ser Dofollow?

Llegados a este punto y conociendo la importancia de los enlaces dofollow para el posicionamiento web de nuestro sitio, podríamos pensar en preocuparnos de que todos los enlaces que recibamos (especialmente los que construyamos, mediante link building) sean del tipo Dofollow ¿no?

Mala decisión, Google se daría cuenta rápidamente de que es un acto intencionado, que estás haciendo SEO para esa página y, por tanto, que no es un proceso “natural” (lo que tanto le gusta a Google), así que te arriesgas a una penalización. Es preferible que mezcles ambos tipos de enlaces, priorizando los dofollow, pero intercalando algunos nofollow. Una proporción de 80% de enlaces dofollow y un 20% de nofollow es un decisión equilibrada.

Si te ha gustado el artículo o te ha parecido interesante, por favor dame un +1 en Google.

One Comment
  1. William Baca
    noviembre 4, 2015 | Responder

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR